Pasta de dientes casera y olvidate del fluor

PASTA DENTAL

Te contamos cómo hacer una pasta dental  en tu propia casa. Sigue leyendo la receta.

Ingredientes:
1 cucharada de fresas  (frutillas) batidas
2 cucharadas de arcilla blanca
2 gotas de esencia de menta

Preparación:
Batir unas fresas y poner 1 cucharada en un bol.
Añadir 2 cucharadas de arcilla blanca, hasta conseguir una pasta homogénea, y 2 gotas de esencia de menta. Mezclar bien todo.

Uso:
Utilizar a modo de pasta dentífrica con un cepillo. 1 ó 2 veces por semana, un dentífrico excepcional, para cuidar dientes y encías.

Si desean un poco más de información acerca de los ingredientes que también puedes añadir según te convenga:

La salvia tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes. Sus indicaciones son diversas, como el tratamiento de espasmos, fiebre, estimulación de la secreción biliar, aerofagia, flatulencias digestivas y, ya de forma específica en la boca, inflamación de encías, úlceras y llagas bucales, así como faringitis.

El tomillo también tiene propiedades antisépticas. Se emplea para la halitosis, inflamaciones de la boca, aftas, cuidado de los dientes y encías, lavado de heridas en infecciones de la piel causadas por hongos, dermatosis, caída del cabello por infecciones y piojos.

La menta calma los dolores dentales. Tiene un efecto refrescante y contrarresta el mal aliento.

La arcilla blanca contiene oligoelementos que intervienen en la formación y conservación de los dientes. Impide la proliferación bacteriana y microbiana y refuerza las defensas del organismo.
Resulta excelente como enjuague bucal.

La sal marina es usada como medicina natural ante inflamaciones bucales y de garganta. Incrementa la acción de la arcilla.

Si necesitas alguno de ellos, puedes hacerte una infusión y añadir una o dos cucharadas a la pasta.

Advertisements